Otoplastia - Cirugía estetica de las orejas - Operación de orejas Instituto Dr. E. Lalinde
C/Isla de Nelson 2, Madrid - Telf: 91 386 03 18  

volver inicio

La otoplastia

Candidatos ideales para otoplastia

La mayoría de las personas que se someten a una otoplastia (cirugía de orejas) lo hacen debido a una fuerte insatisfacción con el aspecto de sus orejas. Dos de las principales razones por las que las personas desean someterse a una otoplastia son las burlas que reciben por parte de compañeros de la escuela y la falta de confianza en sí mismos a causa del aspecto de las orejas y la desproporción con la cabeza. Si está pensando en una cirugía de orejas, la siguiente información puede proporcionarle algunos detalles sobre qué características harán que usted sea un candidato para esa intervención.

Candidatos ideales para otoplastia

 

Los candidatos ideales para la otoplastia son aquellos individuos con orejas grandes o protuberantes, lóbulos agrandados, orejas caídas (con las puntas que se pliegan hacia abajo y sobresalen hacia adelante), orejas en coliflor u otros problemas que afectan el aspecto de las orejas.

Pueden reunir los requisitos para una otoplastia los niños mayores de 7 años y la mayoría de los adultos en buen estado de salud; sin embargo, existen algunos requisitos necesarios para que se apruebe la intervención en esa persona. En general es necesario tener un buen estado de salud, y si se es menor, el consentimiento de padres o tutores.

¿Quiénes son buenos candidatos para la otoplastia?

Una de las características faciales que más se prestan a la cirugía plástica son las orejas de soplillo. Los niños que son víctimas de burlas crueles y motes como “Dumbo” suelen ser los candidatos ideales de esta operación, aunque la otoplastia puede realizarse a cualquier edad una vez que las orejas han alcanzado su tamaño normal, lo que suele ocurrir sobre los cinco o seis años de edad. Incluso en aquellos casos en los que la distorsión en la forma de las orejas es mínima, ésta puede llevar a un sentimiento de vergüenza y a una falta de adaptación en el colegio. Por eso se suele decir que cuanto antes se lleve a cabo la otoplastia, mejor.

Los adultos también pueden tener los beneficios de este procedimiento en el aumento de su autoestima y en muchas ocasiones deciden hacerse esta operación estética al mismo tiempo que otras cirugías plásticas. Aquellos adultos que decidan realizarse una otoplastia deben de tener en cuenta que su cartílago es más firme y por lo tanto no tiene la misma flexibilidad y capacidad de adaptación que las orejas de un niño. La otoplastia no solo sirve para que las orejas queden más pegadas al resto de la cara, sino que también pueden cambiar la forma de las orejas, reducir su tamaño o hacerlas más simétricas.

Cualquier cirugía estética facial, para ser un éxito, necesita de un buen entendimiento entre médico y paciente. Un cirujano puede transmitir seguridad y confianza cuando es capaz de dar al paciente unas expectativas realistas y tiene la suficiente experiencia. Esta confianza se la debería ganar en las consultas previas a la intervención en las que el cirujano estético debería contestar todas las preguntas que tenga el paciente con respecto a la intervención.

¿Es usted candidato a la otoplastia?

Los prerrequisitos esenciales a una otoplastia son tener una buena salud general y tener unas expectativas realistas. La otoplastia no altera la capacidad auditiva, sino que solo busca que la forma, tamaño y posición de las orejas esté en proporción con el resto de la cara y cabeza. Las orejas deben de estar bien integradas con el resto de la cara y no deberían sobresalir o acaparar la atención.

Aquellos padres que estén pensando en someter a su hijo a una otoplastia deben asegurarse de que están defendiendo los intereses del niño. Tener una actitud positiva en relación a la operación es un factor esencial en todo tipo de cirugía plástica facial, pero es especialmente importante cuando el paciente es un niño o un adolescente. Una consulta con un cirujano plástico facial puede ayudar a los padres a decidir si este procedimiento es lo mejor para el niño, no solo desde el punto de vista estético sino también psicológico. Llevar a cabo la cirugía lo antes posible suele ser lo más deseable por dos motivos: el cartílago es más flexible, permitiendo que se le pueda dar forma con mayor facilidad y el niño podrá experimentar los beneficios psicológicos de esta mejora cosmética cuando aún es pequeño, que es cuando aún se está formando su carácter.


Como escoger un cirujano para la otoplastia

Si estamos barajando la posibilidad de someternos a una otoplastia para corregir unas orejas protuberantes o cualquier otro tipo de deformidad del pabellón auricular, una buena guía es que cuando estamos escogiendo a nuestro cirujano estético, además de que por supuesto tenga la titulación médica correspondiente a la especialidad de cirugía plástica, veamos fotos del antes y el después de la operación realizada en anteriores pacientes. Estas fotos pueden ser impresionantes, mostrando cómo orejas que antes de la operación eran de soplillo, demasiado grandes o con una forma poco agraciada se convierten tras la otoplastia en unas orejas de aspecto impecable. Ver estas fotos nos dará una idea de cómo trabaja el cirujano y también nos ayudará a tener una idea realista de lo que podemos esperar tras la operación.

El procedimiento de esta cirugía es relativamente sencillo, con un dolor y un tiempo de recuperación mínimos. Sin embargo, y al igual como ocurre con cualquier otro procedimiento quirúrgico, algunos cirujanos tienen más experiencia y son más capaces que otros. Lo mejor que puedes hacer es elegir a un cirujano que tenga una amplia experiencia en este tipo concreto de operación y que pueda mostrarte muchas fotos del antes y del después de otras operaciones que ha realizado antes.

Otro punto importante a considerar es si nos sentimos a gusto en el centro de cirugía plástica o con el cirujano que nos va a intervenir. Si por algún motivo algo hace que no estemos a gusto, nada nos obliga a continuar con ese cirujano en concreto. Hay muchos cirujanos plásticos en el país, y deberíamos escoger siempre uno con el que nos encontremos a gusto.

Casi todos los cirujanos plásticos que se dedican a la cirugía facial han realizado antes otoplastias, así que deberíamos poder escoger entre varios profesionales de esta especialidad médica.

La otoplastia puede cambiar la vida de una persona mejorando su autoestima y su confianza y protegiéndola de burlas malintencionadas, pero es importante que escojamos a nuestro cirujano sabiamente.

Instituto Dr. Eugenio Lalinde: Clínica autorizada por la Comunidad de Madrid. Especialistas en otoplastia

Mapa web | Aviso Legal | Blogs

Compartir en:DigFacebookChromemeneamemi perfil de google plus

copyrigt © 2013 Todos los derechos reservados